Lugar mágico y encantado para niño@s y adultos. Tienen zonas de bosque preparado para los pekes, zona infantil. Muy acogedor la piscina, sauna y jacuzzi. Los apartamentos amplios, equipados, como en casa. Los dueños encantadores. Inolvidable. Volvemos todos los años.